YOGA TERAPÉUTICO.

El YOGA TERAPÉUTICO es una variante del HATHA-YOGA, que procura un YOGA más adaptado y menos estandarizado en sus posturas. Implica una mayor y mejor adaptación de los ejercicios en base a tus propias capacidades, y siempre teniendo especial consideración a tus limitaciones. Ello hace que cualquiera, independientemente de su condición o estado, pueda practicarlo.

DIFERENCIACIÓN DEL EJERCICIO FÍSICO CORRIENTE CON LA PRÁCTICA DEL YOGA.

Durante el ejercicio físico corriente se produce un gran gasto y derroche de energía. En la  práctica del YOGA la energía se conserva y distribuye por todo tu organismo. Ello hace que, al finalizar cualquier sesión de YOGA, te sientas descansado y recargado, y nunca exhausto ni agotado.

 

A través de la práctica del YOGA aprenderás a mejorar tu salud y bienestar conociendo la interacción mente-cuerpo y a desarrollar, además, tus propias capacidades de sanación. Es la filosofía del ejercicio inteligente.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES DE LAS POSTURAS ESTÁTICAS Y BENEFICIOS QUE APORTAN A NIVEL GENERAL.

Las posturas estáticas o “asanas” se caracterizan por la lentitud de movimiento, la concentración mental en la postura en sí, la respiración profunda, la inmovilidad total y la relajación durante y después de cada ejercicio.

 

En cuanto a sus beneficios, flexibilizas toda la columna vertebral y el sistema muscular, activas la circulación sanguínea, favoreces el sistema endocrino y masajeas todos tus órganos internos. Con una práctica constante podrás llegar a combatir y prevenir determinadas enfermedades.

PUNTOS SOBRE LOS QUE INCIDE EL YOGA A NIVEL FÍSICO Y DE SALUD.

Integra y equilibra todos los sistemas corporales.

 

A nivel general, la respiración rítmica controlada, la relajación y las posturas suaves tonifican todo el sistema nervioso.

 

Respecto al sistema muscular, los músculos tensos suelen ser cortos y estrechos. Si se hacen de forma correcta, las posturas de YOGA relajan y alargan los músculos, a la vez que los tonifican.

 

El esqueleto también se ve favorecido. La columna es la base del cuerpo. Muchos de los movimientos de YOGA implican inclinarse hacia delante, hacia atrás y a los lados, así como girar, todo lo cual favorece la resistencia y la flexibilidad de la columna. Estos movimientos estimulan, asimismo, los nervios de la columna que afectan a otras zonas del cuerpo.

 

En cuanto al sistema endocrino, las glándulas desempeñan un papel esencial en el correcto funcionamiento del cuerpo. La actividad glandular se estimula mediante las posturas invertidas. Aquellas en las que te colocas cabeza abajo o con la espalda arqueada, o bien las que implican compresión del abdomen.

 

Las técnicas respiratorias del YOGA, o PRANAYAMA, mantienen la elasticidad de los bronquiolos y aumentan la capacidad pulmonar al ensanchar las costillas y el pecho.

 

Muchas de las posturas y técnicas de respiración efectúan un masaje en el corazón. A través de las posturas más dinámicas estimulas la circulación sanguínea.

 

Por otro lado, las posturas de YOGA aprietan y comprimen la región abdominal y estimulan la actividad peristáltica. Si las realizas junto con una buena dieta alimentaria mejorarás tu función digestiva y excretora.

INCIDENCIA DEL YOGA SOBRE TU SISTEMA INMUNOLÓGICO.

Junto con las técnicas de relajación, cualquier postura de YOGA favorecerá una respuesta inmunológica saludable, sobre todo, si la combinas con una buena alimentación y el descanso adecuado.

IMPORTANCIA DEL ORDEN DE LA EJECUCIÓN DE LAS POSTURAS EN UNA SESIÓN DE YOGA.

Puesto que lo que se pretende es masajear todas y cada una de las vértebras de la columna, es importante que cada postura tenga su contrapostura, es decir, si una postura es de extensión la siguiente deberá ser de flexión, o viceversa.

 

Una sesión completa de YOGA implica haber ejecutado todos los movimientos de la espalda, o sea, extensión, flexión, lateralización y torsión. Siempre respetando tu propia capacidad y realizando una breve relajación entre postura y postura. De este modo tonificarás toda tu columna vertebral.

CONTROL DE LA RESPIRACIÓN EN LA PRÁCTICA DEL YOGA.

La coordinación de la respiración con el movimiento asegura siempre los mejores resultados en cada postura. Se dice de la respiración que actúa como puente entre la mente y el cuerpo y se trata, por lo tanto, de un verdadero “tranquilizante natural”.

 

De la calidad de tu respiración dependen todas las funciones vitales del organismo pero, a menudo, la gran mayoría de gente no sabe respirar adecuadamente y desconoce el prodigioso poder de una respiración consciente y armónica.

 

La respiración te proporciona tranquilidad, relajación y una sensibilidad superior a lo que ocurre dentro y fuera de ti.

BENEFICIOS QUE LA RELAJACIÓN DEL YOGA APORTA A TU VIDA COTIDIANA.

La relajación y las técnicas de meditación resultan del todo adecuadas para reducir el estrés y la ansiedad, y forman parte importante de la  psicoterapia. La relajación mental y física son esenciales para liberar la tensión. Si incorporas la relajación a tu rutina cotidiana podrás enfocar la vida con una energía llena de salud y sin que la tensión te agote.

 

 

yoga terapéutico